Preocupación en escuelas por la falta de aulas y bancos a pocos días del inicio de clases

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Preocupación en escuelas por la falta de aulas y bancos a pocos días del inicio de clases

Mensaje por Admin el Mar Feb 24, 2009 12:52 pm

No sé cómo vamos a hacer. Falta una semana para empezar las clases, y a mí me faltan dos aulas —dice, alarmada, Marcela Tornelli, rectora de la Escuela Nº 91 Tabaré, de nivel medio, ubicada en Kilómetro Cinco y Medio, en uno de los accesos a Paraná.
Durante 2008, y por falta de espacio, debieron alquilar un salón de la Capilla Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, y hasta allí mudaron al cuarto año. Como no hay preceptores suficientes, los mismos profesores debieron cumplir esa función, y turnarse, de modo de no dejar solos a los adolescentes.
Con el crecimiento de la matrícula y la ampliación de la oferta, la Escuela Tabaré deberá incorporar en 2009 el quinto año, pero no tiene aula. Y es una duda qué pasará con las instalaciones parroquiales. “Yo no pongo más la cara. ¿Qué les voy a decir? No se pagó el alquiler por el uso del salón en todo 2008”, dice Tornelli.
Una historia parecida pero diferente ocurre con la Escuela Nº 404 Domingo French, de La Paz, según contó Liliana Forastieri, secretaria adjunta de la seccional local de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer). “Dan clases en lugares prestados, porque no tienen edificio. Hasta dan clases en una iglesia bautista”, destacó.
“Estamos complicados”, acepta Susana Cogno, vocal gremial del Consejo General de Educación (CGE). “Empezamos el año con graves problemas en infraestructura escolar, con un retraso en la construcción de aulas lo cual nos impide desdoblar cursos que soportan incremento de matrícula. Tampoco hay suficiente mobiliario”, señala Cogno.
Luego, trae a la memoria un relevamiento de la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera), que daría cuenta de un déficit de 51 mil bancos en Entre Ríos. Y rechaza la idea del Gobierno de instrumentar el programa “Mi Escuela, Mi Club” por el cual se pretende dar solución a los déficits en infraestructura.
El programa apunta a la construcción de instituciones educativas en predios de clubes con lugares ociosos, para responder así a la demanda de más aulas en el sistema educativo e ir a su vez al rescate de estas entidades deportivas.
La prueba piloto se hará en cuatro clubes de la provincia: se trata de Palermo y el Club Atlético Echagüe, de Paraná; Sportivo Peñarol, de Rosario del Tala; y Sarmiento, de Concordia.
“La obligación de dar respuesta en materia de infraestructura la tiene el Estado. Nos parece que no corresponde al club esa responsabilidad. Quieren construir escuelas en terrenos de una asociación intermedia, algo que no entendemos. Hay que dar una respuesta integral y acorde, porque hoy los chicos no tienen garantizado el normal inicio de las clases”, apuntó Cogno.
Roque Santana, secretario general de Agmer, cuenta lo que pasa en la escuela donde hasta 2008 fue director, la Nº 155 Supremo Entrerriano: allí el Consejo Educación autorizó el funcionamiento de un bachillerato acelerado para adultos (BAPA), que les dará la posibilidad a los alumnos de concluir el secundario.
Pero la decisión es “a término”, esto es cada año se agrega un año más: en 2008 se creó segundo año, y en 2009 debería continuarse con el tercer año. Pero no hay certezas de que el tercer año vaya a existir, ni tampoco si habrá posibilidades de que nuevos alumnos se sumen al segundo año creado el año último, dice Santana. “Tenemos 37 alumnos preinscriptos, pero no sabemos qué decirles”, contó.
Sandra Buchardo, titular de la seccional Victoria de Agmer, traza un panorama preocupante también. “Lo que el Gobierno informa no se condice con la realidad. No estamos bien: hace falta mucho en materia de aulas. Tenemos el caso del BAPA Nº 42 que funciona en las instalaciones de una escuela primaria. Las necesidades de mobiliario de un chico de primer grado no son las mismas de un adulto”, señaló.
Allí, el gremio elaboró un documento en el que plantea que el comienzo del ciclo lectivo 2009 se hará en medio de falta de aulas suficientes, hacinamiento de cursos, carencia de teléfonos, falta de aulas específicas para gabinetes de ciencia, talleres de plástica o música, mobiliario insuficiente, instalaciones eléctricas deficientes, escasa iluminación y falta de partidas para mantenimiento.
Aunque la vuelta a clases, el 2 de marzo, deberá sortear otro escollo: la posibilidad de que los maestros, malquistados con el Gobierno por falta de una oferta salarial, dispongan un paro que entorpezca la vuelta a clases de los 340 mil alumnos que componen el sistema educativo entrerriano.

Reubican una escuela en el Atlético Echagüe

El supervisor departamental de Educación de Paraná, Roberto Matteoda, minimizó los problemas en la infraestructura escolar, y negó que puedan quedar alumnos sin clases por falta de bancos.
“Los problemas que van apareciendo se van solucionando. Pero no hay graves problemas de infraestructura. Tenemos problemas coyunturales, de mucho tiempo, y hay otros que se están resolviendo. En el caso de la Escuela Tabaré, el pedido de dos aulas se recibió a fines del año pasado, y se está trabajando en una solución”, aseguró.
Aunque sostuvo que allí los inconvenientes se resolverán de manera definitiva una vez que se construya en esa zona la nueva escuela proyectada. “La mayor necesidad de nuevas escuelas la tenemos en la zona este y sureste, que es la que ha tenido el mayor crecimiento poblacional en los últimos años”, explicó Matteoda.
El funcionario contó que los trabajos de remodelación de edificios, ampliación de los ya existentes o reemplazos por otros nuevos demandarán reacomodamiento de alumnos durante todo el año.
Y citó el caso de la Escuela Nº 192 Domingo Faustino Sarmiento, de nivel medio, que deberá reubicarse por cuanto el edificio que ocupa actualmente será demolido, para construir otro. No ocurrirá eso en el Colegio Nº 1 Domingo Faustino Sarmiento, que será remodelado por completo: allí la obra avanzará por etapas, y no habrá mudanza, a lo sumo, reducción de horario.
Respecto del programa Mi escuela, Mi club dijo que la experiencia que está más avanzada es el traslado de la Escuela República de Entre Ríos, de nivel secundario, a las instalaciones del Club Echagüe. “Lo que pasa que el edificio que ocupa no tiene posibilidades de ampliación, porque no tiene terreno, así que no se pueden construir más aulas”, señaló.
Respecto de las urgencias que aparecen, señaló que se trabaja en coordinación con la Dirección de Arquitectura, y que han logrado bajar los tiempos para las respuestas.

_________________

avatar
Admin
Admin

Masculino
Cantidad de envíos : 130
Fecha de inscripción : 14/02/2009

Ver perfil de usuario http://sincensura.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.