“Ahora que sufra el padre”, dijo el confeso asesino del niño que estuvo desaparecido

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

“Ahora que sufra el padre”, dijo el confeso asesino del niño que estuvo desaparecido

Mensaje por Admin el Vie Feb 27, 2009 12:37 pm

Tras el homicidio del niño Leoncio Ángel Maidana, quien el miércoles había desaparecido y ayer fue encontrado muerto en un monte cercano a su casa en el barrio El Radar, en la zona sur este de la capital entrerriana, trascendieron datos conmovedores del hecho, como el accionar y los dichos del confeso autor del crimen, Omar Ayala.
En principio se supo que la relación entre el detenido y el padre de la criatura no era buena. El sospechoso le habría reclamado el pago de algunos cerdos que criaron juntos y a causa de estas diferencias la amistad se perdió en medio de disputas y amenazas cruzadas.
Además, se conoció que fue el propio acusado quien acompañó a su antagonista a realizar la denuncia e inclusive orientar la búsqueda del chiquito, aunque tratando que la Policía “agarrara para otro lado”, tal como lo habría afirmado cuando fue interrogado al respecto.
Varios uniformados aseguraron que cuando confesó el crimen no mostró ningún signo de arrepentimiento. Dijo que “no estaba arrepentido y que lo que había hecho ya estaba hecho y que ahora le tocaba sufrir al padre”, consignó El Diario.
Los vecinos y policías comentaron que el joven aparentaba estar “sumamente preocupado” por lo que “le podría pasar al pibe” luego de que le hubiera dado muerte. Inclusive una vecina aseguró que a media tarde llegó con su caballo a su casa y vestido como estaba se introdujo totalmente en un tacho de 200 litros de agua que tenía en afuera de su casa para “refrescarse porque estaba muy cansado” aunque en realidad lo haya hecho para limpiar cualquier vestigio que lo relacionara con el crimen. Tras secarse al sol y estar un rato sentado en la puerta de su precaria vivienda, montó en su caballo y regresó al lugar de la búsqueda “para seguir ayudando”.
Varios policías recordaron que, en la tarde del miércoles y siempre montado en su caballo blanco, intentó dirigir la búsqueda en dirección contraria al lugar donde, finalmente, fue encontrado el cuerpo del niño.
Fue así que comenzaron a vigilarlo y, en la mañana de ayer, sus actitudes empezaron a cambiar drásticamente y una serie de evidencias y contradicciones cuando era interrogado lo fueron sindicando como el principal sospechoso.
Poco después del hallazgo del cuerpo de Leo fue interrogado nuevamente y, quizás abrumado por la culpa, se quebró y confesó la autoría del salvaje crimen.
Las fuentes consultadas, inclusive, no salían de su asombro cuando recordaron que Ayala contó sin ningún tipo de remordimientos, como si se tratara de un episodio común, que encontró a Leo en puerta de su casa y este le preguntó si había visto a los otros chicos. A partir de allí todo se desencadenó rápidamente. Le dijo que sí que él sabía en que parte del monte estaban cazando pajaritos y se ofreció llevarlo. El chico caminó un trecho al lado del caballo –justo en el lugar donde los perros de la policía, al parecer, perdieron el rastro- al cual consiguió subirlo para llevarlo hasta el sector donde finalmente le dio muerte.
Para ello, habría confesado este nuevo Chacal, primeramente lo lanzó contra un árbol, para luego semidesvanecerlo presionándole la garganta con sus manos. Cuando estuvo indefenso la emprendió a patadas en su cabeza hasta darse cuenta que el pequeño había muerto.
El sospechoso será indagado hoy y lo asistirá el defensor oficial.

_________________

avatar
Admin
Admin

Masculino
Cantidad de envíos : 130
Fecha de inscripción : 14/02/2009

Ver perfil de usuario http://sincensura.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.